viernes, julio 29

I

Recuerdos

por qué vienen?


II

[1:45:38 PM] Juan Agustin Tibaldo: estaba lavando los pulóveres, me re gustó haber lavado y colgado el blanco
[1:46:19 PM] Juan Agustin Tibaldo: y el día está tan hermoso ahí abajo, y la tela tan blanca y los huequitos de la propia lana (? que dejan ver lo que está atrás
[1:46:31 PM] Juan Agustin Tibaldo: me dio sensaciones re lindas
[1:46:33 PM] Juan Agustin Tibaldo: límbicas

III

Por qué pienso tanto en Chile, en la cordillera desde Ñuñoa, tan blanca nublosa,
si la tengo tan cerca en las imágenes mentales del recuerdo.

Por qué pienso tanto en ello si está tan cerca.
El pensamiento leña las distancias.

Insiste.

Desmonta la realidad,
aserra en varillas, tablones de maderas tan conocidas.
el barniz es el recuerdo.

 El recuerdo siempre a contraluz.



sábado, julio 9

VI
No hay nada mejor que la tala cuando se lo leña despacio.
La cascada se heriza con un sinfin de pelos.

viernes, julio 8

V
Yo corría como un dragón,
el humo entraba y salía,
Las ideas no.
I
El frio corta mi cara,
Deshuesa mis manos,
Tienta al fino y larguisimo catamaran de piernas
A pedalear como un elastico que infinnitasmente se contrae y rebalsa em vigor.

II
Corro en una bala que es racional, certera, exacta.
La bala es disparada, penetra cuero, craneo y vida.
Penetra segura e intolerante a la falla.
Se es tan imposible el fallo que no es necesario el disparo.
En esa bala corro.

III
Y así tuve hijos, algunos dedicados al mar, otros a la caza y algunos pocos a la poesía. Les impuse nada y dejé que sus pelos se enrieden entre la cordillera y los taxis de pueblo. Se que han visto la ciudad desde arriba casi todos, que han subido y bajado pistones de edificios, escabiado el maiz fermentado y teñido sus pieles de telas intrigantes.
 Los amo a todos, y sé que ellos amando al viento expresan mi querer.

IV
No hay más placer que el sueño.