lunes, diciembre 14

Pasándola bien.

lunes, diciembre 7

Siento como si hubiese vuelto de vacaciones, y animarme a mi cama de siempre me cuesta.
Te traje a caballito, abrazada a mi espalda, y te vuelco como se puede volcar al viento .Me abrazas como me puede abrazar el humo. Me haces reir y me duermo.

domingo, noviembre 15

Dónde convive el universo, se llena de aire y explota ?
Dónde los dedos tocan las teclas y el aire se infla.
Chau, quiero estar a la deriva de un tiempo que se arrastra fuerte en la cresta.


Desde el sumun, los veo y los saludo distantes.
Se arrastran conmigo solo algunos.
Fuertes como ningún adjetivo.


En la luna hay poesía y está doblada.
Mis piernas deben extinguirse al sol.



Tolosa, cercana al verano, un 2015.



我想要把这小说转译,
但是西班牙语的每个
言有很多翻译。
所以 那小说被我能
转译不得.

, 夏天近 ,一个二零十五(年)

domingo, octubre 25


El día despejado con nubes pegadas al horizonte y al océano,
la ruta de ripio escoltada de cocoteros,
los cocos sobre la ruta,
hay que esquivarlos o quedarnos a disfrutar del día,
el clima es tropical pero seco,
a lo lejos se escucha el mar cuando apago el motor,
la vegetación crece natural a nuestro alrededor,
natural hasta la arena,
y después de la arena el mar extenso y sólo algunas piedras que lo detienen muy cada tanto,

te veo, y nos reimos de vernos.
 El día es hermoso.

jueves, octubre 22

Me gustan las letras de su nombre y de sus apellidos.
Me gusta que los mantenga atados a ella, como cintas largas, finas y planas de colores como ser el bordó acerado, o el teal, ceruleo o cian de la medianoche;atados a sus ascendientes Lituanos, que aunque la noche desdoble sus nombres cerca de los sitios que la humanidad postpone al olvido ( dónde nunca guardaremos a los treintamil ni a nadie querido ), ella los llevara atados cerca.
Los lleva y los remonta al vuelo, cómo Águilas de papel barrilete y madera balsa, como semillas de platanos en el vendaval del otro día.

20/8
Todo pasa por el martillo de los ojos.
Cuando la telefrenesia los desmaya.
Hay algo que se rompió mil veces.
Y cuando se una, lo hace en torbellino.
el corazón se inquieta y late.

domingo, octubre 18

Nadie creció un domingo,
y menos un domingo a la mañana,
dónde no hay heroes,
porque ellos se transfiguraron los sábados a la noche,
y ahora duermen con sus mujeres (cada heroe su mujer),
o sus amantes.

Y este en particular es el peor domingo,
de entre todos los fines de semana.
(cuando concatenados desde el principio al fin.)

Es más, si en la piedra o papiro
donde se escribieron todos los domingos desde Augusto,
buscásemos un domingo semejante,
no podríamos encontrarlo.

Y es que tal domingo no existe en la realidad,
porque tal domingo es hoy,
y hoy no duermo ni con vos ni con mis amantes.

Ayer tampoco lo hice,
y tampoco los días anteriores pasando a septiembre,
y me saquea la idea y el excite.

-

Bueno, ya se calmaron las olas,
son las 9.12
si durante una hora sigue así,
voy y te saludo radiante.

-

Te veo abstracta.

lunes, septiembre 28

 Hablo de mi habitación.
 Pero ella es muchas y por eso hablaré en plural de la misma.
 
 
Todas mis habitaciones dan a tres habitaciones; a saber :
  
                                                     el mar, la familia, la nostalgia. 
 
 Entre ellas existen portales parecidos a los portales de los sueños*, es decir, para salir de una habitación y entrar a la otra, basta con atravesar por un lado el espacio y por el otro el tiempo.
   Todas las habitaciones tienen ventanas enormes que dan al mar. El mar no es una habitación en sí, pero para los fines descriptivos es más fácil entenderlas como una. Para llegar al mar se transpasa la ventana cumpliendo lo siguente: se desabrocha el reloj de su estante y se lo coloca en un lugar dónde las agujas no sean visibles, se cortan las babas que deja al relocarlo, y con un estruendo de relámpago se debe poder conseguir hacer arena sus agujas (repito que deben estar ocultas a la vista). Luego el tiempo, vuelto oblicuo,  translitera los espacios, nos arrebata la realidad actual y nos devuelve al mar, a la arena, a las olas, al muelles y a los acantilados.
 
Letras al mar y al arado: 
 
 El mar es el arado,
las olas penetran con el ruido desde épocas infinita,
su precencia es constante,
la luna las hace vibrar,
desde siempre.

La arena es piedra de corteza quebrada,
quebrada por el sonido vibrante de la eternidad.


 
  Todas las habitaciones tienen puertas de marcos azules (las ventanas tienen sus marcos azules). Por ellas llegamos a la familia, a los espacios comunes, al diálogo, a la discusión, a la civilización. Por ella vinimos de la vida, y marchamos a la suerte. Por ella nos hacemos hombres y a su vez bestias. No voy a hablar de como llegar: ya que todos sabemos. Dicen que, para no perderse, el reloj debe abrocharse en la muñeca o en el bolsillo. De hacerse lo primero, debe quedar un espacio de uno o dos dedos entre el abrojo y la muñeca.
 
  Todas las habitaciones, por último, tienen un estante robusto (la madera da la sensación: es madera oscura, veteada, pulida, más adelante quizás la describa con detalle) destinado únicamente al guardado de recuerdos. Un recuerdo no puede ser entendido de otro modo más que como un pedazo de algo (no lo puedo describir más que así) que dispara sobre la memoria actual un lazo de seda finísimo. El disparo tranforma el ahora ahora en construcción concreta y reforzada ( el mar puede { recordemos que el mar es eterno en la lógica -> ninguna construcción es eterna, sino que está predistinada a ser arena y perderse y marearse con el resto de las arenas } ) Este hilo de material bordó, tiene el encanto de poder arrancarnos un sentimiento y unas cuantas sensaciones, así como un lugar, un verbo, o un todo del pasado remoto o del ahora, (ahora que ya es pasado (pasado que ya es, tan remoto como cualquier pasado (pasado ****))) y dejarlo laxo, casi como material, reposado sobre el cuenco o sobre el borde afilado del paladar de los nervios sensores. 
La biblioteca enorme permite degustar hechos lejanos. Extraemos un libro, extraemos un recurdo ahora existente, ahora punzante, ahora curvo, ahora laxo, ahora interminable, ahora lacerante, ahora de acuarelas, ahora de sombras, ahora de máscaras. Es común encontrarse, apiladas también en dicho mueble, con ruinas de fantasmas atrapados a fuerza de tintas (y que luego la imprenta aplacó contra el papel) o a fuerza de haber rebanado la realidad palpable con una máquina fotográfica. Fácil es darse cuenta que esta habitación es rica en traslaciones. No de un modo complicado,  uno puede perderse dentro de ella y en breve dejar todo el espacio cubierto de charcos carmesí, hechos de seda anudada y entremezclada. Es de recomendar, por esto mencionado , portar con uno una navaja bien afilada, un trincheta o un bisturí por si la angustia, o algún tipo de sentimiento extenso, sublime o sobrecojedor nos arremete contra la cordura del ser.
 
  Todas las habitaciones, además, tienen una puerta especial que no nos traslada a otra habitación, sino a ella misma, es decir, al ahora. A ella sólo podemos atravezarla mediante el tiempo y de ella no podemos retornar. A través de ella nos desplazamos, no ya como los hilos de seda que hoy me llevan a vos, sino al triste momento.
 
 
*Los portales de los sueños los describo como la concatenición por yuxtaposición que existe a veces entre dos espación de un sueño conectados por una misma línea de eventos. Por ejemplo, podemos estar charlando de la luna roja: el primer argumento se da dentro de mi cama, y el segundo argumento se da sentados en un escalón de puerta ahí cerca de Hualfin. Aun existiendo el traslado temporal no le damos importancia en nuestro humor (y hasta me animo a decir que tampoco lo hacemos en la percepción).
 
****defino el pasado por recursión
 pasado x = pasado ( pasado x);

***** 9/28/2015 hoy no hay tristes momentos.

domingo, septiembre 27

Roja la vemos,
las estrellas se alargan,
los abrazos también.

miércoles, septiembre 16

Tanto tiempo,
y los días son hermosos,
y me encanta remar.

martes, septiembre 15

En una semana los días serán de primavera, y en pocos días te voy a ver entre mis flores y mis hierbas.

miércoles, agosto 19

No podrás ufanarte de mis cambios
oh Tiempo, que pirámides eriges
que no son novedad y no me asombran,
pues sólo reedificas cosas vistas.
Fugaz es nuestro paso, y admiramos
lo que es viejo creyéndolo reciente,
pensando que nació para nosotros
aun cuando de antiguo se lo nombra.
A ti y tus testimonios desafío,
reniego del presente y del pasado,
pues tus crónicas y todo cuanto vemos
son engaños que urde tu premura.
Prometo, y es promesa eterna,
ser leal a pesar de tu guadaña.

lunes, agosto 10

 Pasamos junto a los constructores. Los mismos han sido dados con la orden, orden no impuesta por sus superiores, jafes, o capataces, sino por el orgullo de estar saludandonos junto sus obras y con el abrazo fraternal de la nacion. Una vez terminada la obra y desaparecidos sus obreros (para continuar sus trabajos quizas en otros lugares), su obra impoluta, de hormigon incorruptible y eterno, tambien sera como un saludo de la humanidad, de la nacion, al individuo y su memoria. 
Porque la memoria es lo abstracto de la realidad que perdura en cada uno, pero tambien está la memoria colectiva de las construccioned y las cosas. No podriamos negar que las grandes y pequeñas cataratas en iguazu no son un saludo primordial de la naturaleza al manati, al tucan, a los loros y al tapir; pero tambien lo es hombre (éste es realmente quien lo entiende como saludo). Como tampoco podemos negar que el Pasaje Barolo, las construcciones federales, las estaciones de trenes (por nombrar unos pocos de infinitos) tambien lo son. Un saludo postumo a la humanidad.  
 Otras cuestiones como las convenciomes sociales, leyes y costumbres (nuevamente, sólo explicito unos pocos ejemplos) también lo son. Pero quiero destacar los grandes edificios y obras de arquitectura e ingenieria civil construidas para todos los hombres, desde epocas donde las personas no registraban eventos con el uso de la palabra, para todos sus sucedanios hasta el dia de la fecha y hasta un impredecible y (cualquier hacedor lo desearía así) infinito futuro. Esas obras, como los saludos de los obreros, nos saludas y festejan la existencia. Son tanto como abrazos de padres y madres, pero colectivos y dignos de respeto y orgullo.
Me encontré con el hacha,
el leñador despierto,
las cuevas sin osos.

El filo intocable y peligroso,
su bárba hecha de hilos densos,
profundas, infinitas.

De acero cubierto de rocio,
de típica camiza, las botas con barro,
piedras y colores grisaceos.

La imagen es de un bosque.
La imagen es de un bosque.
La imagen es de un bosque.

Los castores construyen las represas,
sus colas son vendidas en la ciudad,
sus dientes aplacan los bosques.

 Los hongos, las plantas de castañas,
las turbas pisadas por generaciones hervaceas,
que llegan hasta el fondo, en suceción precámbrica.

Quiero verlo todo y verte con tus botas, ahí.

domingo, agosto 2

Diver

Ella me rompe,
me esculpe,
me deja de pie.

Quiere que sea artista
y me arremolina.

Me arremolina,
y las cosas todas
cambian su gusto,
su forma.

/* paso a detallar

las cosas son todas las percibidas por los sentidos,

el método es sencillo y maquinal:
si se pasa a ejecutar las funciones que general el impulso de las emociones y el tiempo,
en vez de ser ellas en su estado vívido y primordial ( con el supuesto de que éstas funciones son limpias y les son propias un estado primordial, puro y traslúcido, etc ), son reemplazadas por otras que, al ser llamadas podrían ser de la siguiente forma en un algoritmo de alto nivel:

nuevo sentir (todo)
 {
ella  (todo)
sentir (todo) 
 }
// FUNCION (ARGUMENTO) {CUERPO}
//ella es una función foránea, sentir es la función más propia.
*/

Ella es misteriosa y serena en mí.
,me eleva y me vuelca,
la acaricio y me acaricia. 

El tacto y las demaces cosas de los sentidos son, ahora, sus sentidos y mis sentidos.
Es mío y suyo. Es ambo.

domingo, julio 26

Medusa cambia lugares
y los muebles
en silencioso fengshui (风水)

viernes, junio 26

Quiero abrazar la vida, pero como respuesta sólo queda el menor vacío.
Y el menor vacío después se tranforma en el mayor todo.
Y me lleva a bailar al sueño y a los días
(y me cubre de hojas de otoño también {de esas bien amarillas que casi queman},
y me regala palabras que bien se ocultan a través de los ojos,
y me dice cosas que quiero y cosas que abrazo sin confundirme.)


/*

Y si la digo en palabras es porque no lo quiero olvidar,
por eso agarro el calor que me deja,
lo ablando y lo mastico,
lo vuelvo dócil entre las ideas,
y entonces lo martillo distante en los tendones,
 y los tendones revientan las teclas en murmullos de cascadas,
y las teclas lo mismo sobre los tendones eléctricos y sobre cables,
y monitores se encienden de memorias y de pasados,
de letras de siluetas gustosas e impresiones perfectas de la luz de las cosas y las personas.

*/



martes, junio 23

Qué [hay que] hacer (que nos tranforme en ;algo; {a nosotros})?
Algo, algo azul, algo que brille, algo que viva.
Algo ya no escondido atrás de lo que somos.
Algo ahí, detachado de nosotros.
Algo que brille lejos del cuerpo.

 A nosotros?
Pero si dejamos de ser eso mismo,
ya está fuera en su vida misma.

Hay que?
No?

 

miércoles, enero 7

Dias y flores

La vida erupciona desde atras de los dias. Como brazos y lienzos me abrazan, me dan vertigo y reclaman por amor.
La tempodistancia se fija entre las ideas y yo no puedo más que verla todos los dias desde mi televisor de pulgadas precisas. La veo y la imagino viendome a travez de las cortinas, de unas cortinas blancas y finisimas, de cortinas que se agitan con el tiempo. A travez de estas cortinas ella me mira fija. Frau Eba me mira con ojos solares de madre.