domingo, septiembre 29

La Plata ya no me llena. Todas las calles me parecen vacias o llenas de fantasmas. En cada esquina me revuelven las tripas un pasado, un maraton de historias que fluyen como el aire.
Las gotas me mojan. La tristeza me penetra.
Me encantaría dejar esta ciudad para siempre.,vivir del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario