jueves, julio 14

Por las noches, cara sucia
de angelito con bluyín,
vende rosas por las mesas
del boliche de Bachín.

Si la luna brilla
sobre la parrilla,
come luna y pan de hollín.

Cada día en su tristeza
que no quiere amanecer,
lo madruga un seis de enero
con la estrella del revés,
y tres reyes gatos
roban sus zapatos,
uno izquierdo y el otro ¡también!

Chiquilín,
dame un ramo de voz,
así salgo a vender
mis vergüenzas en flor.
Baleáme con tres rosas
que duelan a cuenta
del hambre que no te entendí,
Chiquilín.

Cuando el sol pone a los pibes
delantales de aprender,
él aprende cuánto cero
le quedaba por saber.
Y a su madre mira,
yira que te yira,
pero no la quiere ver.

Cada aurora, en la basura,
con un pan y un tallarín,
se fabrica un barrilete
para irse ¡y sigue aquí!
Es un hombre extraño,
niño de mil años,
que por dentro le enreda el piolín.

Chiquilín,
dame un ramo de voz,
así salgo a vender
mis vergüenzas en flor.
Baleáme con tres rosas
que duelan a cuenta
del hambre que no te entendí,
Chiquilín.

miércoles, junio 8

miércoles, junio 1

Poesía vieja y distante





Espero nuestro encuentro,
tu llamada,
leyendo la poesía.,
tu poesía vieja.

Tan brillante el recuerdo
de abrazos,
de tus manos que avanzan
acariciando de manera delicada.,
pero con la decición inmutable
que hace que las nubes viajen
cargadas de tormentas,
hacia el sur que nos espera
cuándo el año toque las doce,
cuándo las barreras y los hilos
que sujetan nuestros músculos
a esta ciudad de cromo,
pulido de vez en cuando,
(por manos, que detrás hay manos,
siempre desconocidas),
se desaten, se rompan
y nosotros marchemos
atiborrados de felicidad
y nos deshagamos en partículas, murmurando y susurrando
como el viento, por entre los árboles.

Hasta que nuestos hojos reflejen
montañas, bosques,
y vos
. Y yo en vos
Y vos en mí.

18/02/2010.
.,

lunes, febrero 7