miércoles, octubre 28

Hasta dónde suben las persianas antes de derrumbarse (en su ruido roto),. nunca la hubieses subido.

Ella, se acuesta en mis brazos.
No quedan brazos para sostenerla.
Los pocos brazos que quedan intentan sostener mi cabeza.
Sostener el sexo, sostener el tiempo podrido.
Y gotas. Cuantas gotas. Cuantos sables clavé en sus ojos. Cuantas sangres en sus mejillas.
Y los dientes. Cuántos dientes en sus dientes, cuántas lenguas en su lengua.
Me aterran los días siguientes. Me aterra que después del sueño todo se empieza de nuevo.
"debemos salir a la mañana del mundo" dije.
Mentiras.
Una y otra vez, mentiras.
(sí sí)
Se revierte. Porque se revierte. Por qué. Se vierte.
Una daga tremenda o la deliciosa estética de la muerte.
Una estética. Una moral. Se descompuso. No funciona más.

Somos la piel del mundo. Nuestros pestañas. Tus pestañas. (mis vistas las supieron guardar). Tu piel, en cada uno de los poros de mis poros de dedos.
Mordeme, arrancame la garganta. Sacame la piel dentre tus uñas. Sacame la vida del último rincón u obligame a olvidame.

2 comentarios:

  1. http://maps.google.es/maps?hl=es&geocode=&ie=UTF8&layer=c&cbll=40.419551,-3.71291&panoid=nb2P5_Ms2h0AIy71gwuuuA&cbp=11,208.77,,0,-6.42&ll=40.419557,-3.712907&spn=0.006371,0.033023&z=16&utm_campaign=es&utm_medium=lp&utm_source=es-lp-emea-es-gns-svn&utm_term={keyword}

    ResponderEliminar
  2. Te acordás que yo te conté sobre mi dificultad para dejar comentarios en los blogs? Lo pude solucionar!
    Por eso te puedo comentar, y decirte que lindo lo que has escrito más arriba.

    ResponderEliminar