lunes, septiembre 14

Luego de la Batalla de Caseros, de 1852, muchos de los integrantes de la Mazorca fueron enjuiciados y ejecutados en 1853. Para eximirlos de culpa, su abogado defensor Manuel Ugarte responsabilizó de todos sus actos a Rosas, alegando que en aquellos días nadie podía negarse a obedecer, estableciendo un antecedente a la doctrina de la obediencia debida.



Me quedo más tranquilo.


....


:´(

No hay comentarios:

Publicar un comentario